lunes, 30 de noviembre de 2015

Reseña. Star Wars: Episodio 1 - La amenaza Fantasma

Salta hasta el final si no quieres leer y prefieres ver la versión en vídeo.

Estamos a menos de un mes del estreno del séptimo episodio de Star Wars, el despertar de la fuerza a 38 años del estreno de la primera cinta, debido a eso y como ferviente fan que soy, he decidido subirme al tren del mame y hablar de las 6 peliculas y el poco material adicional que considero aun podría tomarse como canónico del ahora extinto universo expandido, pero en orden cronológico y no en orden de aparición, o sea del 1 hasta el 6 y no 4, 5, 6, 1, 2 y 3.
Hoy nos ocupa Star Wars: Episodio 1 – La amenaza fantasma, película de 1999, dirigida y escrita como las otras 5 por George “edición especial con nuevos efectos especiales” Lucas, es la 4 entrega de la franquicia, pero la que nos sitúa al principio de la historia, estoy suponiendo que si estás aquí, es porque ya viste las 6 y solo quieres escuchar la opinión de un don nadie de internet, pero en caso de que no, procurare mantener los Spoiler al mínimo, aunque no prometo nada.

Recuerdo cuando esta película estuvo en los cines, tanto  fans, como publico en general no pudieron evitar verse invadidos por el hype de la intensa campaña publicitaria bien avivada por el relanzamiento de la trilogía original en cines apenas un par de años antes, dicho relanzamiento nos trajo un par de cambios, “La guerra de las galaxias” como se le había conocido en Latinoamérica hasta el momento, paso a ser “estargüars”, perdón Star Wars me deje llevar, su título original,  así como un redoblaje que corregía algunos fallos de traducción. La gente estaba ansiosa por ver como había sido todo antes de los tiempos oscuros, antes del impero, cuando Vader fue seducido por el lado oscuro de la fuerza, pero no nos pongamos técnicos o nostálgicos, la recepción en cines fue apabullante, no así las opiniones de los fans y ni que decir de la crítica, muchos aspectos fueron aclamados y otros altamente criticados, uno de los mas atacados siempre fue (y será) Jar Jar Binks, ese descarado engendro del mal ideado solo para vender juguetes a los pobres incautos padres, que ni eso pudo hacer bien, del cual hasta su creador se quiere hacer de cuenta que nunca existió, en el momento nunca entendí por que tanto odio hacia él, hoy día creo que si bien su función cómica está muy fuera de lugar, tampoco es un desastre completo, solo, existe y que bueno que en las secuelas se le relego a un papel pasivo casi de cameo.

¿Oh no? Cuando me encontraba editando la reseña me encontré con la teoría de un usuario de Re-ddit de que Jar Jar Binks es de hecho Lord Sith que manipulo secretamente la ascensión de Palpatin y por tanto la creación del imperio galáctico, haciendo gala y uso de su alto dominio de la fuerza con tal maestría como para pasar inadvertido por los maestros Jedy más poderosos, de hecho no me parece tan descabellado, sobre todo sabiendo que el guion de episodio 2 fue modificado para que tuviera menos jar jar binks por la mala recepción del personaje, incluso ahora veo esas escenas donde aparece y mi mente explota completamente, es que, volví a ver la película y cada vez me parece más probable con cosas como que siempre está atento y en más de una escena  se le ve moviendo los labios o las manos ligeramente ¿será que de verdad que se abandono el plot twist que se tenía pensado? pero bueno, no venimos a hablar del iluminati intergaláctico, solo lo puntualizaba que el subtitulo “La amenaza fantasma” cobra un nuevo sentido, pero al no ser oficial no puedo tenerlo en cuenta del todo, como sea les dejo el link en la descripción si les interesa la teoría completa.

Ahora, entremos un poco en materia con la trama, La república galáctica se encuentra en tiempos de agitación política donde de no tratarse los conflictos con la suficiente diplomacia y cuidado podría estallar una guerra en la galaxia ¿Qué? ¡¿esta película tiene como tema central la política?! A mi George Lucas me prometió algo diferente, yo vine a ver mutilación y disparos, no el canal del congreso ¿Saben qué? Da igual, recuperando mi hilo de pensamiento, nuestros protagonistas el maestro Jedi, Qui-Gon Jin y su aprendiz Obi-Wan Kenobi, pertenecientes a un selecto grupo de guerreros de calmado corazón pero reflejos y habilidades sobre humanas, especializados en el uso del mítico sable de luz, que rigen su vida bajo la filosofía de la comprensión y manejo de la fuerza, energía vital que yace en todos y todo, digo, por si no sabían que era un caballero Jedi a estas alturas, encargados de escoltar a la joven Reina Amidala de su natal planeta Planeta Naboo al planeta Capital para remediar un conflicto con la federación de comercio, por el camino se ven forzados a hacer escala en el planeta Tattoine donde conocen al Joven Anakin Skywalker, que se une a su tripulación, y es que pareciera que Qui-Gon gusta de ir recogiendo a cuanto vago se encuentra en lugar de intentar cumplir la misión encomendada, como si un problema de prioridades tuviese,  todo esto mientas una aura conspirativa se cierne sobre el senado de la república, les dije que era una película sobre política.

Nuestra principal figura antagónica no es la federación de comercio, sino el señor oscuro que mueve los hilos tras estos acontecimientos y su aprendiz Darth Maul (que al parecer es mudo, que se yo), ambos presuntos integrantes de los caballeros Sith, que son bien malos porque matan y tienen familia, algo así como la antítesis de los Jedi.

Claro que la función, filosofía y dogmas de los Jedi y Sith no son así de sencillas, antes de que me vengan a linchar, de hecho algo que explora mucho esta trilogía de precuelas es, muy a pesar de sus detractores, la naturaleza de los Jedi y el por qué y cómo es que se pueden tornar corruptos, lo que se conoce como el lado oscuro de la fuerza, y es que ni amar los dejan a los pobrecitos, digamos que un día los Sith decidieron crear su propia religión con juegos de azar y mujerzuelas, si religión, pero no me voy a meter con cosas tan polémicas como la concepción de Anakin y su paralelismo con Jesucristo, no mejor sigamos con algo diferente.

Si algo yo le he de criticar a esta película, es su tendencia a abusar sutilmente del dialogo expositivo, incluso me parece que aunque su CGI ha envejecido muy mal, sigue funcionando bien, aunque a veces parece que estás viendo “Space Jam” por el uso indiscriminado del Croma Key y es que en su momento esa tecnología de efectos especiales fue innovadora, y ya que estamos con eso, la versión que vi para realizar esta reseña barra opinión es la del bluray, y aunque cuento con la “no tan retocada” edición de DVD (sí, ni siquiera esa se escapo a ser alterada con respecto a su corte de cine), decidí ir por el HD, en esta versión contamos con un cambio muy significativo, la marioneta animatrónica del legendario maestro Joda fue sustituida por un modelo CGI, supongo yo para emparejarlo con el visto en las 2 cintas siguientes, un cambio así es casi una grosería, pero funciono bien, pues muchas expresiones como el desagrado que tiene a que Anakin sea entrenado para ser un Jedi funcionan mejor con el modelo computarizado que con la marioneta, pero da igual seguramente algún día cuando saquen la nueva edición especial super 4K o algo así, le van a cambiar otra cosa y así sucesivamente como han venido haciendo, agregando tomas, cambiando otras y un largo etcétera.
Como sea, hay algo que no me acabo de convencer nunca, es que ya desde aquí se vislumbran incongruencias con respecto a la trilogía original, mas importante, gran parte del tiempo es muy inconstante con su ritmo, casi como si hubieran adrede tomado uno de los mejores aspectos de las predecesoras, el screen play y lo tiraran a la basura, razón por la cual, las actuaciones resultan estoicas y falsas la mayor parte del tiempo, el elenco es de primer nivel, pero no se las compro, no sé, no puedo imaginar a quien se le ocurrió contratar a Samuel L. Jackson y ponerlo a estar sentado rascándose la barbilla o poner a Liam Neeson a hablar con una mirada perdida como si estuviera leyendo letreros o hablándole a un espacio vacío en un cuarto verde… momento, o ¿Qué me dicen de dejar a Ewan McGregor quejándose en la nave media película? La pura diversión, pero eso sí, rescato y pongo muy aparte a Ray Park, quien curiosamente no tiene diálogos ¿coincidencia?, este tipo en su papel de Darth Maul es una de las mejores cosas que le pudo pasar a Star Wars, la lucha contra él con el tema “The duel Begins” en el fondo es algo que nunca se me va a olvidar, lástima que luego se cae manoteando al vacio.

Mención aparte merece el Score compuesto por Jhon Williams quien también se encarga de la musicalización de la saga entera, hablar de este hombre es hablar de calidad, uno de los apartados más sobresaliente que dota a estas cintas de ese toque épico que tan bien les viene.

Regresando al guión, los baches narrativos están muy presentes, sustentando toda la trama en coincidencias convenientes, como cuando media hora después de despedirse de su madre el pequeño Anakin de 10 años destruye la nave nodriza por error, nave que convenientemente controlaba al ejercito de droides, dando así la victoria a los Naboo, perezosamente fácil para mi gusto, pero funciona, al menos tiene la suficiente coherencia, súmenle las referencias y homenajes a la original Star Wars como para sacarle una sonrisa hasta al más amargado de los fans conservadores y ¡bum! Éxito en Taquilla.

En conclusión, La amenaza fantasma es una cinta regular, demasiados eye candy, sigue varios tropos al pie de la letra, pero esperanzadora, supongo que eso es bueno, a momentos me sentí viendo uno de esos anime long run que tienen la costumbre de poner a sus personajes a parlotear medio capítulo sobre porque lo malo es malo, la describiría como fan service para nostálgicos, pero sin mucho contenido real, si no te molesta el relleno con diálogos cansados y que muchas veces te cuenten en lugar de mostrarte, no tendrás gran problema, pero de hecho si estas buscando seguir la historia de Star Wars en orden, saltártela y ya, se puede llegar a sentir como un prologo muy largo y sin problemas puedes abordar la franquicia desde el segundo episodio, de todos modos es de esas películas fáciles de conseguir en DVD y Bluray sobre todo ahora que sacaron varias ediciones especiales para sangrarnos los bolsillos a los pobrecitos fans. Ahora que recuerdo salió un video juego de carreras, Star Wars: Episode 1 Racer para Dreamcast, N64 y PC que de hecho es más disfrutable que la película, en fin, esa es harina de otro costal.

Eso es todo por ahora, no olvides si bien estaré hablando del resto de las películas de Star Wars, el canal no se limita solo a ese tema, así que, si te gusto, comparte y suscríbete, lo escuchaste en el Bog de Haru, Que la fuerza te acompañe.

Por cierto ¿alguien noto que en la carrera de Pots todas las tomas son desde el mismo lado? ¿No? Yo tampoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

: D